• Entrevista a Roger Schank
    Fundador y CEO de Socratic Arts

    Durante la entrevista que Roger Schank concedió a LEARNING REVIEW, profundizó sobre los siguientes tópicos: capacitar mediante la modalidad de "aprender haciendo"; el aprendizaje "divertido"; su modelo de Currículums basados en historias; entre otros.

  • Más Detalles

    Antes de sumergirnos en la entrevista en sí, conozcamos un poco mejor a nuestro entrevistado. Roger Schank fue uno de los investigadores líderes en el mundo en Inteligencia Artificial en las décadas de los 70 y 80, así como aplicando la Teoría del Aprendizaje Cognitivo en la Educación. Fue el fundador del renombrado Instituto de Ciencias del Aprendizaje de la Northwestern University (EE.UU.), donde es Profesor Emérito John P. Evans en Ciencias de la Computación, Educación y Psicología. Fundador y CEO de Socratic Arts, una compañía dedicada a ayudar escuelas y empresas a construir currículums online y presenciales de calidad mundial. (Ver Referencia completa al final de la entrevista).

    Al comenzar a profundizar en la trayectoria del Dr. Schank, es imprescindible hacerse la siguiente pregunta: ¿cómo aprendemos realmente las personas? Tratando de encontrar respuestas, surgen varios pilares que nos introducen en las "revolucionarias" teorías sólidamente fundadas que sostiene Schank. Todas las personas aprendemos haciendo (Learn by Doing) y no escuchando a un orador, maestro o quien fuera, que está parado frente a nosotros (o del otro lado de la pantalla). Por tanto el método propuesto por Schank se basa en simulaciones lo más idénticas posibles a la realidad, en las cuales se aprende haciendo, practicando, probando. De la mano de esto, es que, además de haciendo, aprendemos cometiendo errores. Si nos situamos en que estamos aprendiendo en una simulación realista, podemos y "debemos" cometer errores sin miedo; será así como sabremos las consecuencias de nuestras equivocaciones, podremos volver atrás, saber porqué nos equivocamos, etc.

    Schank también sostiene que, como hablamos de aprendizaje práctico, activo por parte del alumno, es primordial que éstos tengan un tutor a quien consultar permanentemente y cuando lo necesiten, así como a otros expertos profesionales del tema (no sobre contenidos sino sobre las tareas que tratan de resolver), que serán quienes los deben guiar en su recorrido hacia el aprendizaje dando consejo y feedback adecuado.
    No olvidemos mencionar la importancia que tiene que el aprendizaje sea divertido... Esto nos lo explicará mejor él durante la entrevista.

    Para finalizar esta introducción, nos referiremos sucintamente al modelo de aprendizaje de Schank: Currículums basados en historias (Story Centered Curriculum - SCC). ¿En qué consiste? La idea es contar con una historia en la cual los estudiantes interpreten un rol (directamente relacionado con alguno de los que deberán ocupar, o con el que colaborarán cuando termine su aprendizaje). Los estudiantes trabajan en grupos con información de una organización simulada; brindándoles también proyectos auténticos. Disponen del apoyo de un tutor y la posibilidad de consultar además a profesionales expertos. ¿Cuál es el efecto? Que mientras ellos progresan en la historia intentando lograr el objetivo propuesto, aprendan las habilidades necesarias para realizar correctamente las tareas asignadas a ese rol.

    APRENDER HACIENDO

    Learning Review (LR): ¿Cree que las empresas están empezando a utilizar la metodología de "aprender haciendo" para diseñar su capacitación?

    Roger Schank(RS): Las compañías no utilizan la modalidad de ´aprender haciendo´ de la manera que deberían. Y no porque no entiendan que es la mejor manera de aprender, sino porque la manera en que históricamente se viene educando a los alumnos consiste en brindarles todas las respuestas. Las escuelas enseñan así, y por ello nos paramos frente a los alumnos y solo les hablamos. Pasamos por alto un detalle fundamental: la gente no nos escucha.

    Por otro lado, la cultura corporativa hace que las personas tengan miedo al fracaso. Lo importante de la educación es ser conscientes que aprendemos de los errores. De modo que cuando te equivocas, es necesario reflexionar y saber qué tipo de errores comentes y buscar la ayuda correspondiente. Sin embargo, es muy difícil pedir ayuda porque a nadie le gusta mostrarse débil e ignorante frente a otros, y exponerse a ser juzgado.

    "La educación tiene que preparar, a través de la práctica, para hacer las cosas que sabes que vas a aplicar."
    Si las compañías tratan de capacitar a través del ´aprender haciendo´, se enfrentarán con un gran problema; tienen que crear primero un entorno en el que se permita a las personas innovar, arriesgarse y equivocarse elegantemente sin preocuparse demasiado por las consecuencias.

    Para una compañía, usar el "aprender haciendo" no es una decisión difícil, una vez que se dan cuenta de que es el enfoque adecuado. La solución sería contratar a empresas que puedan tener experiencia sobre cómo se diseña e implementa, por haberlo utilizado ellos mismos.

    LR: Dentro del e-Learning la modalidad que condice con el aprendizaje mediante la práctica son las simulaciones; ¿qué barreras se le encuentran a las simulaciones tanto para su desarrollo, como para su implementación?

    R.S: Las simulaciones son muy difíciles de desarrollar. Pero de hecho son la manera más efectiva de enseñar.
    El problema es cuando el presupuesto de capacitación es reducido y no permite darse el lujo de diseñar una buena simulación. No obstante, simular un entorno de atención al cliente, de ventas o del departamento técnico no es tan difícil de lograr, aunque sí resulta una tarea laboriosa. La clave, entonces, será definir qué clase de simulación se quiere construir. Hay dos clases: la Stand-alone Simulation, en la que inviertes muchos recursos para que se asemeje lo más posible al ambiente real, y requiere casi los mismos esfuerzos que hacer una película, para que la gente lo tome con seriedad. A pesar de lo complejo que parece a primera vista, lo recomiendo fervientemente.

    Lo que hemos estado intentando hacer desde Socratic Arts es bajar los costos de la elaboración de las simulaciones. Antes se contaba con mayores presupuestos para este tipo de trabajos, que incluía uso intensivo de vídeo y otros recursos; pero ahora para capacitar a la gente, las empresas no quieren invertir millones de dólares en los viejos de métodos de entrenamiento. Hoy en día tenemos métodos de simulación veinte veces más económicos: el Currículo basado en historias te permite simular sin llegar a ese nivel de detalle, sin necesidad de vídeos o audios, con solo un entorno basado en la web y en documentos. Se basa en que te planteen un problema y tú puedas enfrentarlo sin demasiados preparativos. La clave de estas simulaciones sigue siendo entonces la simplicidad, desprovista de elaborados y complicados tecnicismos, sin pretender hacer una película -que es una buena alternativa-, pero demasiado costosa.

    CURRICULUMS BASADOS EN HISTORIAS

    LR: ¿Este modelo del Currículum basado en historias puede ser aplicado tanto en aprendizaje virtual como presencial?

    RS: Primero necesitamos entender que el aprendizaje y la educación no debiesen consistir en intentar desarrollar las habilidades que puede que algún día, tal vez, llegues a necesitar; la educación te tiene que preparar, a través de la práctica, para hacer las cosas que sabes que vas a aplicar a lo largo de tu vida (no solo profesional).

    Nuestro primer esfuerzo serio con el Currículum basado en historia lo hicimos en la Carnegie Mellon University, donde rehicimos los Máster en Ciencias de la Computación. Cuando comenzamos a diseñarlos, les formulé a los profesores algunas preguntas típicas que ellos no supieron o no quisieron responder: ¿qué hacen los graduados después de recibirse? Tras insistirles, dijeron que serían consultores. Y yo les pregunté: bien, ¿qué hace un consultor? Después de volver a insistir, unos pocos lograron hacer una lista de las tareas inherentes a un consultor, entonces les sugerí que las ordenáramos de simples a complejas, creando un máster donde alguien pareciera "estar trabajando" como consultor durante el año que dura el programa, durante el cual realizarán las tareas correspondientes empezando por las más sencillas, para luego ir aumentando la dificultad. Así, llegan a aprender de forma directa y adquirir la experiencia que más se asemeja a la realidad que les espera y que les interesa adquirir.

    Después de un año de simulación y práctica de las tareas para el trabajo para el cual te estas preparando, adquieren una experiencia altamente enriquecedora. Esto parece una idea innovadora -para mí es obvio-, pero el concepto simplemente no se aplica. La universidad no usa la práctica y los docentes no hacen otra cosa que hablar.
    "La clave de estas simulaciones sigue siendo entonces la simplicidad, desprovista de elaborados y complicados tecnicismos y métodos," comenta Schank respecto al Currículum basado en historias.

    Nos costó mucho convencer a Carniegie Mellon y a otras universidades para adoptar este concepto, hasta que se dieron cuenta de que los resultados eran tan positivos. Es más fácil convencer a las corporaciones que lo hagan, aunque no hace falta que lo hagan en el lapso de un año; pueden probarlo durante un plazo más corto, de una semana, por ejemplo. Las mismas 40 horas que iban a tener en capacitación o entrenamiento intensivo o lectura de documentos recomendados pueden, de acuerdo a mi propuesta, convertirse en una simulación intensiva de práctica presencial y virtual, por ejemplo, de sobre consultoría tecnológica.

    La respuesta a la pregunta es "sí". No importa donde sea. Es fácil hacerlo en el aula donde la gente intercambia experiencias en forma directa y personal, debaten, interactúan, y disfrutan de trabajar juntos, siempre que tengan problemas que resolver en lugar de escuchar. Pero es más razonable en el mundo actual hacerlo online puesto que no todos pueden concurrir a la misma aula simultáneamente.

    El Currículum basado en historias está basado en una idea: la capacidad del ser humano de contar historias y de escuchar historias, de transmitir experiencias; y de recordar historias que otras personas les cuentan. Y lo más importante: cuando viven historias, y esas fueron interesantes, no las olvidan. La educación es una idea muy simple: si algo te sucede no lo olvidarás. Si no lo recuerdas es por que no lo has aprendido. Entonces tratamos de crear experiencias inolvidables en los Currículums basado en historias. Las personas recuerdan experiencias que han tenido y no cursos que han hecho.

    EL APRENDIZAJE EN LOS ÁMBITOS ACADEMICOS Y CORPORATIVO.

    LR: ¿Cuáles son las principales diferencias al momento de desarrollar e implementar e-Learning en el ámbito académico, en comparación con el ámbito corporativo?

    RS: En el entorno académico es un desastre tratar de hacer algo nuevo. Básicamente, los docentes, y quiero confesar lo odioso que me resulta decir esto porque yo soy profesor desde hace 30 años, son holgazanes y detestan hacer demasiados esfuerzos. Preparan sus clases al empezar su carrera y veinte años después dan la misma conferencia.
    El problema es que educar en serio requiere un esfuerzo mayor. Si quieres enseñar a alguien a "hacer" algo, debes dedicar mucho tiempo a esa persona. Esto implica observar su proceso de aprendizaje, sus "productos", supervisar, asesorar, guiar y eso está muy alejado de pararse en un escenario a disertar.
    Los cursos de doctorado son una excepción, ya que funcionan más como el modelo del aprendiz y por eso es mejor para aprender.

    En el entorno corporativo, puedes encontrar profesionales de la capacitación, que presenten las mismas resistencias que los docentes. Lo bueno es que no todas las corporaciones tienen un departamento estable de capacitadores. Muchas no tienen un Departamento de capacitación y solo cuentan con gente dispuesta a asesorar y colaborar con el entrenamiento corporativo desde los sectores específicos donde ellos se desempeñan. Por ello es que considero que el trabajo en el entorno corporativo es mucho más sencillo, pero menos desafiante. Las situaciones también son más previsibles.
    En el aula se da prioridad a las últimas teorías e ideas del profesor, que pueden distar mucho del mundo real. Tal vez consigan hacer pensar a los alumnos, pero el único producto resultante llegará a ser un ´paper´ donde argumentar sus ideas.

    El mundo de la corporación es más productivo en ese sentido, porque las corporaciones producen cosas. Y la capacitación está en línea con dicha productividad, porque apunta a enseñar a hacer cosas imprescindibles para el negocio de la empresa. De allí que sea el ámbito propicio para aplicar el aprendizaje virtual y el "aprender haciendo".

    "La educación es una idea muy simple: si algo te sucede no lo olvidarás. Si no lo recuerdas es por que no lo has aprendido."
    Esto requiere de cambios en su formato actual, aunque no sea sencillo. Pueden crearse universidades virtuales que se inserten en el mundo de las corporaciones teniendo capacitadores locales y recibiendo materiales, por ejemplo, desde un lugar remoto. La posibilidad de que la universidad virtual sea más pragmática implica que en lugar de enseñar álgebra, puedan impartir conocimientos acerca de cómo desempeñarse en una corporación o entorno determinado, brindando los conocimientos que la gente necesita.

    LA EDUCACIÓN EN LOS PAISES DEL TERCER MUNDO.

    LR: ¿Qué esperan del acuerdo con Catenaria Gestión del Conocimiento para operar en Latinoamérica? ¿Tiene alguna referencia de la región?

    RS: No soy un experto en Latinoamérica, pero sí me interesa mucho saber todo lo que sucede en América Latina y el tercer mundo respecto a educación en general. No creo que la idea predominante que sostiene que tenemos que contratar más gente que enseñe y construir más escuelas, sirva si queremos educar en África, por ejemplo.

    Las escuelas, como edificios, han existido durante demasiado tiempo. Yo diría que deberían desaparecer, y los países del tercer mundo, tienen la grandiosa oportunidad de dar un salto de la escuela actual hacia la escuela virtual. Los países desarrollados deberán apoyarlos también mediante los entornos virtuales de aprendizaje.

    Cuando los contenidos se suben a la web, ya no hace falta que la gente concurra a ningún lugar. Los mejores y los más brillantes van a Harvard porque es la universidad más prestigiosa, pero no todos pueden acceder a ella. Sería bueno crear un Harvard virtual, tal vez con otro nombre, para que la mejor educación llegue al público. ¿Qué clase de educación? Harvard está tratando de capacitar a cierta clase de profesores, intelectuales. Pero ¿que hay de la población en general? La gente necesita aprender a comunicarse, a razonar, a desarrollar una serie de tareas y habilidades para el trabajo y la vida en general, y la universidad -incluyendo Harvard-, no se ocupa de eso.

    No se pueden hacer cambios curriculares salvo que inventes una nueva entidad, o una escuela virtual. Ahora estoy dedicado a crear una escuela secundaria que se llama International Virtual High School. Tiene la intención de llevar la educación a los países del tercer mundo para crear la educación del futuro. Empezamos por estos países porque los países desarrollados están conformes con sus entidades educativas, y si bien creen que tienen que cambiar los programas de estudio y elevar el nivel de los puntajes, en general, están satisfechos. Pero sí hay algo que está muy mal, y es que están aprendiendo las materias equivocadas: literatura, física, economía, química, que nada tienen que ver con las cosas de la vida cotidiana. Nada de esto te ayudará aprender a vivir, a ser mejor persona, a comunicarse.

    Lo que ocurre es que no podemos eliminarlos porque hay demasiados intereses para mantenerlo tal cual está.
    La oportunidad para cambiar está en los países que más lo necesitan; donde hay poblaciones en zonas rurales o en ciudades hacinadas o superpobladas donde el acceso a la educación se dificulta. Lo único que deben es instalar algunas computadoras con conexiones a Internet, lo cual es más barato que construir edificios. Y luego es decisivo preguntar qué es lo que la gente necesita aprender.

    Por eso la cuestión es saber qué habilidades hacen empleables a los trabajadores de nuestros propios países. Esta decisión de las competencias necesarias para un país no es exclusiva del gobierno, sino que implica la decisión de las corporaciones, que son quienes saben qué tipo de trabajadores necesitan y la orientación que tomará la economía. Para mí esta es una oportunidad para hacer algo muy diferente.

    Lo que hace falta es un Ministro de Educación que se atreva a reconocer y decir que hay un problema real y serio en la educación, que la gente está poco y mal educada, y que quiere ayudar a educarlos para el mundo en que vivimos; luego necesitas empresas que ayuden al gobierno, personas como yo, que quieran levantar escuelas virtuales y corporaciones que tengan claros sus políticas de recursos humanos, en términos de quienes podrán ser empleados y quienes no.

    Para mí, trabajar con Catenaria y con compañías en Chile es una gran oportunidad, porque puedo observar cuidadosamente al resto de Latinoamérica donde la gente tiene menos recursos. Así podremos saber qué funciona en esos países, qué podemos ofrecerles y cómo podemos dárselo en el lenguaje correcto para que signifique algo para ellos. La oportunidad en Latinoamérica es ilimitada, pero implica el compromiso de crear algo nuevo, entre los operadores de la tecnología de la información, el gobierno y las corporaciones.

    LECCIONES PARA REPLANTEARNOS CÓMO ESTAMOS CAPACIANDO Y ESEÑANDO.

    El nuevo libro de Roger Schank: "Lessons in Learning, e-Learning, and Training: Perspectives and Guidance for the Enlightened Trainer".

    Durante a entrevista le consultamos al Dr. Schank sobre la obra que recientemente publicó. Nos decía al respecto: "Mi nuevo libro pretende dar perspectivas a las personas. Estoy convencido de que la mayoría de las personas de la industria de la capacitación y la enseñanza viene haciendo las cosas de la misma manera desde hace tanto tiempo, que no se han tomado la oportunidad de sentarse y replantearse las cosas.
    "Mi libro cuenta historias; la historia como metodología de comunicación, en la que creo firmemente, y anécdotas para guardar en la memoria.

    "¿Como realmente el aprendizaje tiene lugar? La forma real en la que se produce el aprendizaje es por medio de la acumulación de experiencias vividas. Por eso mi libro cuenta historias y relata por qué la gente toma las decisiones que toma, qué es factible de ser aprendido y qué cosas jamás se podrán enseñar y poder reconocer esa diferencia.

    LR: En su libro plantea que el aprendizaje puede y debe ser 
    divertido y efectivo al mismo tiempo; ¿cómo se logra esto?

    RS: Creo que aprender es siempre divertido. De lo que no estoy seguro es si la educación es entretenida. La cuestión es cómo crear un aprendizaje, dentro de la corporación, que sea tan divertido como el aprendizaje en la vida real.
    Cuando íbamos a la escuela, no era divertido en absoluto. ¿Por qué? La escolaridad siempre ha carecido de entusiasmo, porque tienes que ser un buen chico, cumplir las normas, ya que vas a ser evaluado y calificado. Todo eso no pasa en el aprendizaje en la vida real. La cuestión es cómo lograr crear un ámbito de diversión en la educación corporativa. La respuesta es recreando la diversión del aprendizaje en la vida real: contagiar la sensación de haber alcanzado tus objetivos (los que te interesan a ti), y de poder hacer algo que antes no podías.
    Hablar de diversión en educación no significa divertirse en el sentido de reir, sino, de hacer sentir a las personas que han alcanzado un objetivo, que han hecho algo en la vida. Eso es "empowerment". Ese es el sentido último de la educación.

    http://www.learningreview.com/…/189-revolucionando-el-apren…