• El sistema educativo finlandés es un sistema igualitario: la escolaridad es obligatoria de los 7 a los 16 años (los alumnos acuden a la escuela local). Es gratuita a tiempo completo para los estudiantes y esta gratuidad incluye la asistencia sanitaria y el comedor (con una comida diaria que debe cubrir alrededor de un tercio de las necesidades nutricionales diarias del alumno) para las escuelas primaria y secundaria. Durante toda la escuela elemental (peruskoulu) de 7 a 16 años, todos los libros y materiales escolares son gratuitos y dados por el mismo centro. Los alumnos que viven lejos de la escuela - a más de 5km - pueden pedir el reembolso del coste del transporte. Los alumnos que tienen dificultades de aprendizaje pudiendo también beneficiarse, en el mismo centro, de la ayuda de un profesor especialista (eritysopettaja), que puede ir a clase para guiarlo o bien trabajar con él de manera separada.

  • Más Detalles

    A partir de la encuesta internacional PISA sobre los sistemas educativos de la OCDE, Finlandia recibe regularmente las mejores calificaciones a escala mundial. En 2003 los alumnos finlandeses de 15 años figuraban en el primer lugar del ranking mundial en cuanto a competencias lingüísticas y científicas, y se clasificaron en segunda posición en cuanto a resolución de problemas. En cuanto a los estudios superiores, el FEM (Foro Económico Mundial) situó Finlandia primera en el ranking mundial en cuanto a número de matrículas y calidad, y en segundo lugar en la enseñanza de las matemáticas y las ciencias. En los estudios que se hacen para analizar los motivos de estos buenos resultados se ponían de relieve el alto grado de responsabilidad de los alumnos, la ausencia de estrés en un sistema donde no se puede repetir curso y la calidad de la formación de los docentes.

    Es importante considerar que los docentes del sistema público son elegidos directamente por la directiva del centro educativo. Esto permite que cada centro pueda crear los mejores equipos de trabajo y buscar a los profesores que mejor encajen en su proyecto educativo real. Los fondos que recibe cada centro son proporcionales al nivel de calidad que estos ofrecen.

    LA REFORMA DEL SISTEMA EDUCATIVO FINLANDÉS

    Hasta comienzos de los años 1958, Finlandia tenía un sistema educativo élite. Se hacía una selección a la edad de once años después de solo cuatro años de primaria. Los mejores alumnos podían continuar la escolaridad general primero en un instituto (durante 5 años) y luego, eventualmente, con tres años en un instituto de bachillerato. La mayoría de los niños y niñas seguían dos años suplementarios en la escuela primaria. Hasta 1972, al menos la mitad de los alumnos no hacían estudios secundarios. La mayor parte de los hijos de familias modestas dejaban la escuela en torno a los 13 ó 14 años para trabajar o recibir una formación profesional.

    En 1978, después de veinte años de vacilación se acometió la reforma del sistema educativo en Finlandia. Se abolió la selección a los 11 años. A partir de entonces se acoge todos los alumnos en las mismas instalaciones tanto en primaria como en secundaria hasta los 16 años y reciben la misma enseñanza elemental. La reforma se puso en práctica progresivamente según las regiones: Laponia y el extremo norte en 1972, las regiones del nordeste en 1973, las del noroeste en 1974, las del sudeste en 1975, las del sur- oeste en 1976 y la región de Helsinki en 1977. Esta progresividad permite estudiar de manera objetiva los resultados de la reforma comparando el futuro de una edad tocada por la reforma y aquellos de la misma edad no tocados por la reforma educativa. Los analistas han podido así llegar a la conclusión de que la reforma ha supuesto una reducción de las desigualdades en un 25%. Conviene, sin embargo, precisar que la sociedad finlandesa, como todas las sociedades nórdicas contemporáneas, es más igualitaria. Las diferencias familiares tienen menos efecto en el futuro de los niños que en las sociedades anglosajonas donde las reformas de democratización de la escuela no ha reducido las desigualdades sociales.

    EDUCACIÓN PRIMARIA

    Tras abandonar la guardería, los estudiantes finlandeses con edades comprendidas entre los 5-6 y los 15-16 cursan sus 9 años de estudios obligatorios (peruskoulu en finés, grundskola en sueco).

    Las clases son relativamente pequeñas, con rara vez más de veinte estudiantes.2 En la escuela el ambiente es relajado e informal, y los edificios están limpios hasta el punto que los alumnos de los primeros cursos caminan en calcetines dentro de las clases dejando sus zapatos fuera de ellas. Las actividades fuera de las clases son consideradas especialmente importantes, incluso en el frío invierno, y la cantidad de deberes a hacer en casa se reduce al mínimo para potenciar la asistencia a actividades extraescolares.3 Finlandia es tras Islandia el segundo país con mayor número de libros editados per cápita,4 y este interés por la lectura se intenta trasladar a los niños desde una edad muy temprana. De hecho todos los programas extranjeros en la televisión son subtitulados y no doblados, de forma que los niños leen incluso viendo la televisión.5

    EDUCACIÓN SECUNDARIA

    La escuela superior secundaria, no obligatoria, comienza a los 16 o 17 años, y dura entre tres y cuatro años. Los estudiantes pueden elegir entre una formación profesional y/o prepararse para futuros estudios en una escuela politécnica o universidad, ya que para poder acceder a ellos deberán llevar a cabo un examen de selectividad por cada una de las facultades a las que deseen ingresar.

    PROFESORES

    Cabe destacar que para poder ser profesor de primaria o secundaria es necesario tener un título superior de máster en magisterio. Además la labor del profesor es muy respetada habiendo un alto nivel de competición entre los candidatos a acceder a dichos estudios.

    Los profesores del sistema público son elegidos directamente por la directiva del centro educativo. Esto permite que cada centro pueda crear los mejores equipos de trabajo y buscar a los profesores que mejor encajen en su proyecto educativo real. Los fondos que recibe cada centro son proporcionales al nivel de calidad que estos ofrecen.

    22 CURIOSIDADES

    1. Los chicos finlandeses empiezan el colegio a los 7 años.

    2. Es muy poco común que tomen exámenes o tengan tareas antes de ser adolescentes.

    3. Los chicos no son evaluados durante los primeros 6 años de su educación.

    4. Solo existe un examen obligatorio en Finlandia, y se lo toma a la edad de 16.

    5. Todos los chicos, inteligentes o no, aprenden en las mismas aulas.

    6. Finlandia gasta 30% menos por estudiante que los Estados Unidos. 

    7. 30% de los chicos reciben ayuda extra durante sus primeros 9 años de escuela.

    8. 2 de cada 3 estudiantes que terminan el colegio van a la universidad. (La tasa más alta en Europa).

    9. La diferencia entre los estudiantes más inteligentes y los menos es la más chica en el mundo.

    10. El 93% de los estudiantes Finlandeses termina la escuela secundaria. (17,5% más que en Estados Unidos).

    11. El 43% de los estudiantes de secundaria van a escuelas vocacionales.

    12. Los estudiantes de primaria tienen 75 minutos de recreo por día, contra 27 minutos en los Estados Unidos.

    13. Los maestros tienen 4 horas clase por día, y 2 horas por semana reciben capacitación. 

    14. Finlandia tiene la misma cantidad de maestros que Nueva York, pero tiene muchísimos menos alumnos (600.000 alumnos contra 1,1 millones en NY).

    15. El sistema educativo está financiado por el Estado al 100%. 

    16. Todos los maestros de Finlandia deben tener un máster, el cual está plenamente subsidiado. 

    17. La currícula escolar solo contiene guías amplias, no está del todo definida.

    18. Los maestros son seleccionados como el mejor 10% de los graduados. 

    19. El salario promedio de un maestro Finlandés era de US$ 29,000 en 2008.

    20. Los maestros de secundaria con 15 años de experiencia ganan el doble que los graduados de otras carreras.

    21. Los maestros tienen el mismo status social que los médicos y los abogados.

    22. En una medición del 2001, los niños Finlandeses salieron primeros o casi primeros en ciencias, lectura y matemáticas.Y lo vienen haciendo desde hace varios años.